La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos

7.11.2011 | admin | sin comentarios

La terapia cognitiva puede tener efectos beneficiosos en la recuperación funcional de pacientes diagnosticados de esquizofrenia con funcionamiento pobre y con alteraciones cognitivas, según un artículo publicado en la revista Archives of General Psychiatry por un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, liderados por Paul M. Grant. En un estudio con una muestra pequeña de pacientes que recibieron terapia cognitiva junto con el tratamiento habitual durante 18 meses comparado con un grupo de pacientes que sólo recibieron el tratamiento habitual, se observó una mejoría clínicamente significativa en el primer grupo. Concretamente, se observó una mejoría en el funcionamiento global y en la motivación, con una reducción de los síntomas positivos de la enfermedad. Los autores destacan que el tratamiento con la terapia cognitiva puede ser de utilidad para mejorar la calidad de vida ocasionada por el pobre funcionamiento de los pacientes con esquizofrenia y reducir potencialmente los gastos en salud pública originados de forma secundaria a la cronicidad de la enfermedad.

Los fármacos antipsicóticos son eficaces en los síntomas positivos pero su eficacia es menor para los síntomas negativos, por lo que un número no despreciable de pacientes presentan clínica residual que les incapacita para mantener un funcionamiento social adecuado.

En el “13th International Congress on Schizophrenia Research”, celebrado en Colorado Springs (Colorado, USA) el pasado mes de abril, en una sesión sobre  “¿Qué mejora la vida de los pacientes?” se incluyeron 10 charlas sobre los predictores de cómo mejorar la calidad de vida de los pacientes y qué tipo de intervenciones pueden ayudarles a vivir mejor. En general, el mayor soporte empírico se atribuyó a la terapia cognitivo-conductual. Otro estudio, destacaba la importancia de la motivación como predictor a largo plazo del funcionamiento en una muestra pequeña de pacientes.

Guo y colaboradores publicaron un estudio de un año de duración  donde se observó la mejoría clínica en un grupo de pacientes que recibieron terapia combinada  (tratamiento con medicación estándar junto con 48 horas de tratamiento psicosocial). El componente psicosocial incluía sesiones grupales, entrenamiento en habilidades y terapia cogntivo conductual, para mejorar como los participantes vivían y se integraban en la sociedad. Más recientemente, en un metaanálisis realizado por investigadores suecos, Sarin y colaboradores (Nord et al., 2011) observaron que la terapia cognitivo-conductual era más eficaz que otros tratamientos psicológicos para mejora los síntomas positivos, negativos y las sintomatología en general.

“Un círculo dinámico de recuperación”

En el artículo publicado en Octubre de 2011 en la prestigiosa revista “Archives of General Psychiatry”, Grant y su equipo de investigación incluyeron  60 pacientes con esquizofrenia que fueron aleatorizados en dos grupos: un grupo recibía tratamiento estándar sin Terapia cognitiva (TC) y el otro grupo recibía el tratamiento estándar junto con TC durante un periodo de 18 meses, siendo evaluados en un intervalo de 6 meses a nivel funcional y clínico. Se incluyeron en el estudio pacientes que cumplían criterios diagnósticos DSM-IV de esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo con al menos un grado de severidad moderada en 2 de las subescalas de la Scale for the Assessment of Negative Symptoms (SANS), o una severidad marcada en una de las subescalas.

La terapia estándar (TE) incluía al menos tratamiento farmacológico y algún otro servicio adicional (como por ejemplo,  counseling o soporte de otros pacientes). El otro grupo, recibía sesiones ambulatorias de TC semanales de frecuencia y duración flexibles. Las sesiones se caracterizaban por tener un plan personalizado dirigido a estimular el interés y la motivación en objetivos concretos a corto, medio y largo plazo. Las creencias disfuncionales  fueron enfocadas de diversas perspectivas y los síntomas positivos fueron abordados usando las estrategias recientemente publicadas por Aaron Beck (Beck AT, Rector NA, Stolar NM, Grant PM. Schizophrenia: Cognitive Theory, Research and Therapy. New York, NY: Guilford Press; 2009).

Los autores usaron la escala de funcionamiento global (Global Assessment Scale, GAS), cuatro puntuaciones de la subescala global de la SANS, y la puntuación global de la escala SAPS (Scale for the Assessment of Positive Symptoms) para evaluar los cambios clínicamente significativos en el funcionamiento.

La mayoría de los pacientes completaron los 18 meses de tratamiento (27/31 [87.1 %] TC+TE; 24/29 [82.8 %] TE). No se observaron diferencias significativas en el tratamiento basal ni durante el estudio. El grupo de TC era significativamente más joven, por lo que este factor fue controlado en el análisis posterior.

El funcionamiento global mejoró más en el grupo que recibió la TC respecto al grupo que sólo recibió el tratamiento estándar (Cohen d = 1.36 vs. d = 0.06), y se observó una mejoría estadísticamente significativa entre los grupos a favor del grupo de TC (adjusted mean [SE], 58.3 [3.30] vs. 47.9 [3.60], respectivamente; d = 0.56, P = 0.03).

Respecto a la sintomatología, se observó una mejoría en el grupo de TC. Tras  los 18 meses, la puntuación total de la escala de síntomas positivos se redujo en el grupo de TC (within-group d = -0.90 vs. 0.37, respectivamente; P = 0.04; adjusted mean [SE], 9.4 [3.3] vs. 18.2 [3.8], respectivamente; between-group d = -0.46). Por otro lado, solo en  una subscala de la SANS se observó mejoría en el grupo TC.  La apatía y la volición mejoraron en los paciente que recibieron TC (within-group d = -2.16 vs. -0.45, respectivamente, a los 18 meses, P = 0.01; adjusted mean [SE], 1.66 [0.31] vs. 2.81 [0.34], respectivamente; between-group d = -0.66), pero no se observaron diferencias entre los grupos para el aplanamienot afectivo, la alogia o la anhedonia.

Los autores proponen que los pacientes que reciben TC entran en un “ciclo dinámico de recuperación” —la TC ayuda a los pacientes a definir sus metas y los motiva para que se enganchen a las diferentes tareas que les pueden ayudar a salir de su estado de apatía. Según esta hipótesis, el incremento de la actividad y motivación conduce a su vez a la reducción de los síntomas positivos , lo que promueve una mejor alianza y un mejor funcionamiento, aumentando la mejoría respeto a los síntomas positivos. Grant y sus colaboradores hipotetizan que “la TC dispara el ciclo de recuperación actuando sobre las creencias de auto-derrota y las creencias disfuncionales que inhiben  a los pacientes a participar de forma activa en actividades constructivas”  Una explicación alternativa a ésta, según los autores, es que la mejoría de la apatía-falta de volición sea secundaria a una mejoría de los síntomas positivos.

El profesor Douglas Turkington de Universidad de Newcastle, colaborador en un proyecto de Terapia cognitivo conductual  y neuroimagen que estamos realizando los profesionales del comité médico de vocesenlacabeza,  y Anthony P. Morrison de la Universidad de Manchester en la editorial que acompaña al artículo comentan que  “Grant y cols. han demostrado que la terapia cognitiva puede mejorar los síntomas negativos persistentes en una población particularmente difícil” .

Sea cual sea el mecanismo, si se confirman estos resultados, un tratamiento que reduce los síntomas negativos o, de lo contrario, aumenta la motivación de estos pacientes que se caracterizan por un funcionamiento social pobre podría ayudar a derribar un gran obstáculo para la integración social de los pacientes afectos de una enfermedad crónica e incapacitante.

Referencias:

  • Beck AT, Rector NA, Stolar NM, Grant PM. Schizophrenia: Cognitive Theory, Research and Therapy. New York, NY: Guilford Press; 2009.

 

 

 

Etiquetas: , , ,


« volver

Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Delicious Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Digg Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Facebook Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Google+ Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on LinkedIn Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Pinterest Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on reddit Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on StumbleUpon Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Twitter Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Add to Bookmarks Share 'La Terapia Cognitivo conductual puede ayudar a los pacientes con síntomas negativos' on Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

Grupos Sociales

Asociaciones

Garantía médica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR