El papel del cuidador

La comprensión del trastorno por parte del familiar, amigo o cuidador es algo esencial.

Ser el cuidador de una persona con síntomas extraños, que oye voces en su cabeza, que delira… puede ser una situación muy estresante y exige mucho esfuerzo.

Un cuidador es alguien que proporciona un cuidado importante de una forma regular.

Un “cuidador” no es sólo un familiar o amigo, tampoco es sólo una persona que se dedique profesionalmente a cuidar a pacientes o un voluntario dentro del campo asistencial. Un cuidador puede ser una persona que, con su dedicación, es capaz de ofrecer apoyo a una persona que sufre una enfermedad.

Un cuidador necesita saber un poco de todo, así como tener altos niveles de energía y de compasión. En función de la cantidad de tiempo y de apoyo que ofrece el cuidador se puede ver afectada su relación con el receptor de la ayuda, por lo tanto, es importante que todos los cuidadores busquen información relacionada con la enfermedad mental que afecta a su familiar.

Algunas responsabilidades que tiene que desempeñar un “cuidador” de algún conocido con este tipo de síntomas:

– Supervisar medicación del paciente
– Supervisar las visitas a los dispositivos de salud menta
– Contacto social
– Promover cualquier tipo de actividad
– Hacer de taxista
– Tareas del hogar
– Administrar los gastos
– Lavandería
– Preparar la comida
– Promover la higiene personal
– Supervisar la vestimenta
– Hacer la compra

Grupos Sociales

Asociaciones

Garantía médica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR