Causas de la Esquizofrenia

Se desconocen las causas exactas de la esquizofrenia y las investigaciones sugieren que una combinación de factores físicos, genéticos, psicológicos y ambientales puede hacer que una persona sea más propensa a desarrollar la condición. Algunas personas pueden ser proclives a contraer  la esquizofrenia, y un acontecimiento estresante o emocional en la vida puede desencadenar un episodio psicótico.

Las investigaciones demuestran que se necesita una combinación de la genética y el entorno para desencadenar la enfermedad. Por lo tanto, se necesita saber lo que aumenta las posibilidades de contraerla porque ello, puede ayudar a tener una mejor idea de las posibilidades que una persona puede tener de presentar  esquizofrenia.

La Genética y la Esquizofrenia

En general, la gente debe pensar en los genes como un plano del cuerpo. Si hay un cambio en las instrucciones genéticas, a veces puede aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedades como la esquizofrenia.

Los médicos no creen que haya un solo gen de la esquizofrenia. En cambio, creen que se necesitan muchos cambios genéticos, o mutaciones, para aumentar las posibilidades de tener la enfermedad mental.

Saben que es más probable que se contraiga la esquizofrenia si alguien de la familia la padece o la tuvo en su vida. Si se trata de un padre, un hermano o una hermana, las probabilidades aumentan en un 10%, y si  ambos padres la tienen, se tiene un 40% de probabilidades de contraerla.

Causas de la Esquizofrenia

Las Causas Genéticas de la Esquizofrenia

La genética juega un papel preponderante en la posibilidad de contraer la esquizofrenia, por ejemplo, las probabilidades son mayores al 50%, si se tiene un gemelo idéntico con el trastorno.

Sin embargo, es importante saber que algunas personas con esquizofrenia no tienen antecedentes en su familia. Por lo tanto, los científicos creen que en estos casos, un gen puede haber cambiado y hacer que la condición sea más probable. 

Por lo tanto, se sabe que, muchos genes juegan un papel en las probabilidades de contraer esquizofrenia. Por lo que, un cambio en cualquiera de estos genes puede hacer que la enfermedad emerja. Sin embargo, son varios cambios pequeños los que se suman y conducen a un mayor riesgo, por ello, los médicos no están seguros de la forma en que  los cambios genéticos conducen a la esquizofrenia.

Los Disparadores  Ambientales

Los cambios genéticos pueden interactuar con los acontecimientos del entorno para aumentar las probabilidades de contraer esquizofrenia. Si se ha estado expuesto a ciertas infecciones virales antes de nacer, las investigaciones sugieren que las probabilidades pueden aumentar. 

Esto también podría ser cierto si no se recibió una nutrición adecuada mientras la madre estaba embarazada, especialmente durante los primeros 6 meses de embarazo. Ambas teorías son válidas, pero no han sido probadas por estudios científicos.

Los estudios demuestran que tomar ciertas drogas que alteran la mente llamadas psicoactivas o psicotrópicas, como la metanfetamina o el LSD, puede hacer más propensa a la persona a contraer esquizofrenia. 

Algunas investigaciones han demostrado que el consumo de marihuana tiene un riesgo similar y cuanto más joven se empiece y más a menudo se usen estas drogas, más probable es que se tengan los síntomas como alucinaciones, delirios, emociones inapropiadas y problemas para pensar con claridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *