El Trastorno Esquizoafectivo

El trastorno esquizoafectivo es un trastorno crónico de la salud mental caracterizado principalmente por síntomas de la esquizofrenia, como alucinaciones o delirios, y síntomas de un trastorno del estado de ánimo, como la manía y la depresión.

 

A muchas personas con trastorno esquizoafectivo se les suele diagnosticar incorrectamente al principio puede ser de trastorno bipolar o la esquizofrenia. Dado que el trastorno esquizoafectivo está menos estudiado que las otras dos afecciones, muchas intervenciones se toman prestadas de sus enfoques de tratamiento. 

 

El trastorno esquizoafectivo es relativamente raro, con una prevalencia a lo largo de la vida de muy bajo porcentaje. Los hombres y las mujeres experimentan el trastorno esquizoafectivo en la misma proporción, pero los hombres suelen desarrollar la enfermedad a una edad más temprana. 

 

El trastorno esquizoafectivo se puede controlar eficazmente con medicación y terapias, porque los trastornos por consumo de sustancias que se producen simultáneamente constituyen un grave riesgo y requieren un tratamiento integrado.

El Trastorno Esquizoafectivo

Sintomas

Los síntomas del trastorno esquizoafectivo pueden ser graves y es necesario vigilarlos de cerca. Dependiendo del tipo de trastorno del estado de ánimo diagnosticado, la depresión o el trastorno bipolar, las personas experimentarán diferentes síntomas, entre ellos, las alucinaciones que son ver o escuchar cosas que no están ahí. 

 

Delirios, que son creencias falsas y fijas que se mantienen a pesar de las pruebas contradictorias. El pensamiento desorganizado, cuando una persona puede cambiar muy rápidamente de un tema a otro o dar respuestas que no están relacionadas en absoluto.

 

También se pueden presentar como sintomas, el estado de ánimo deprimido, porque si una persona ha sido diagnosticada con un trastorno esquizoafectivo de tipo depresivo, experimenta sentimientos de tristeza, vacío, sentimientos de inutilidad u otros síntomas de depresión.

 

Luego, también está el comportamiento maníaco, que es cuando  una persona ha sido diagnosticada con trastorno esquizoafectivo de tipo bipolar, experimenta sentimientos de euforia, pensamientos acelerados, aumento del comportamiento riesgoso y otros síntomas de manía.

Causas del Trastorno Esquizoafectivo

Se desconoce la causa exacta del trastorno esquizoafectivo. Una combinación de causas puede contribuir al desarrollo de este trastorno. Entre ellas, la  genética, es decir que, el trastorno esquizoafectivo tiende a ser hereditario. Esto no significa que si un pariente tiene la enfermedad, la contraerá absolutamente. Pero sí significa que hay una mayor posibilidad de que desarrolle la enfermedad.

Química y estructura del cerebro

La función y la estructura del cerebro pueden ser diferentes en formas que la ciencia sólo está empezando a entender. Los escáners cerebrales están ayudando a avanzar en la investigación en esta área.

El estrés 

Los eventos estresantes como una muerte en la familia, el fin de un matrimonio o la pérdida de un trabajo pueden desencadenar los síntomas o el inicio de la enfermedad.

El Consumo de drogas 

Las drogas psicoactivas como el LSD se han relacionado con el desarrollo del trastorno esquizoafectivo.

El Tratamiento

El trastorno esquizoafectivo se trata y maneja de varias maneras, en primer lugar están los medicamentos, incluyendo estabilizadores del estado de ánimo, medicamentos antipsicóticos y antidepresivos.

 

En segundo lugar está la psicoterapia, es decir la terapia cognitivo-conductual o la terapia centrada en la familia, las estrategias de autogestión y educación. 

Condiciones relacionadas

Una persona con trastorno esquizoafectivo puede tener otras condiciones de salud mental, tales como trastornos de ansiedad, trastorno de estrés postraumático (TEPT), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y trastornos por consumo de sustancias. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *