Esquizofrenia Hebefrénica

La esquizofrenia hebefrénica que también se denomina desorganizada es uno de los subtipos de esquizofrenia. Se caracteriza por el comportamiento y el habla desorganizados e incluye la perturbación de la expresión emocional. Las alucinaciones y los delirios son menos pronunciados en la esquizofrenia desorganizada o hebefrénica, aunque hay pruebas de que estos síntomas se producen.

La esquizofrenia hebefrénica,  puede hacer que las personas tengan dificultades para concentrarse y mantener un hilo de pensamiento, que se manifiesta en la forma en que hablan. Las personas con habla desorganizada pueden hablar de manera incoherente, responder a preguntas con respuestas no relacionadas, decir cosas ilógicas o cambiar de tema con frecuencia. 

Signos y Síntomas de la enfermedad

Los signos de esta esquizofrenia implican asociaciones sueltas, es decir cambios rápidos de tema sin conexiones entre los mismos, repitiendo las mismas cosas una y otra vez, palabras inventadas que sólo tienen significado para el hablante, igualmente se produce el uso de palabras que riman sin sentido, por ello cuando Cuando la desorganización cognitiva es severa, puede ser casi imposible entender lo que la persona está diciendo.

Es probable que una persona con esquizofrenia hebefrénica tenga dificultades para comenzar una tarea específica o para terminar una tarea. El funcionamiento independiente es excepcionalmente difícil debido a esta gran desorganización. 

Por lo tanto, el comportamiento desorganizado se puede manifestar en la disminución en el funcionamiento diario general, respuestas emocionales impredecibles o inapropiadas, falta de control de los impulsos, comportamientos que parecen extraños o que carecen de propósito, así mismo, las conductas rutinarias como bañarse, vestirse o cepillarse los dientes pueden verse gravemente perjudicadas y también  perderse.

Esquizofrenia Hebefrénica

Desarrollo y curso de la enfermedad

El afecto en las personas con esquizofrenia hebefrénica, muestran un afecto plano, lo que significa que muestran pocas o ninguna emoción en sus expresiones faciales, en el tono de voz o en sus gestos. A veces muestran un afecto inapropiado para la situación, como reírse de algo triste. Además de la falta de expresión emocional, es probable que las personas con esquizofrenia desorganizada experimentan otros síntomas negativos, como la falta de contacto visual y la expresión facial brusca.

La esquizofrenia desorganizada se asocia con un inicio temprano, entre los 15 y 25 años de edad. La edad de inicio más temprana se asocia con un peor pronóstico debido a un menor rendimiento educativo, síntomas negativos más fuertes y deficiencias cognitivas. Por lo tanto, la detección, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos tempranos  contribuyen a obtener mejores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *