Esquizofrenia Indiferenciada

La esquizofrenia de tipo indiferenciado es una clasificación que se utiliza cuando una persona muestra conductas que encajan en dos o más de los otros tipos de esquizofrenia, incluidos síntomas como delirios, alucinaciones, habla o conducta desorganizada, conducta catatónica.

En este tipo de esquizofrenia se da un trastorno cerebral que se caracteriza por pensamientos confusos, alucinaciones y delirios, siendo uno de los trastornos mentales de los más graves, porque las personas con está esquizofrenia suelen sufrir de psicosis, lo que significa que no están en contacto con la realidad.

La esquizofrenia indiferenciada se describe cuando un individuo muestra conductas que pueden ser aplicables a más de un tipo de esquizofrenia. Por ejemplo, un individuo que tiene un comportamiento catatónico pero que también tiene delirios o alucinaciones, con el trastorno del palabreo, teniendo además una diversidad de síntomas que pueden estar presentes de manera simultánea. 

Signos y Sintomas

Se pueden manifestar episodios delirantes, disociación de la personalidad, con una cierta vulnerabilidad de la persona, pero a menudo es difícil detectar porque los signos y sintomas no siempre son reveladores de la enfermedad. 

Se diagnostica esquizofrenia indiferenciada a una persona si experimenta síntomas que cumplen los criterios de la esquizofrenia, pero que no cumplen los criterios de los tipos paranoico, desorganizado o catatónico.

Por lo general, el individuo presenta fragmentos de diversos síntomas por ejemplo, delirios, alucinaciones, incoherencia,  aunque estos síntomas pueden persistir durante mucho tiempo, más adelante en la vida puede surgir un patrón estable de características. 

Las limitaciones funcionales asociadas con este subtipo de esquizofrenia incluyen problemas de higiene personal, alteración del estado emocional (depresión), algunos trastornos del pensamiento, incluida la incapacidad para concentrarse, y limitaciones en el funcionamiento debido al aislamiento social.

Esquizofrenia Indiferenciada

Tratamiento

En esta esquizofrenia, los sintomas se estabilizan, pero con déficits agravados en la función cognitiva, llamados signos residuales, de intensidad variable. El pronóstico varía según las características de la enfermedad y, sobre todo, el diagnóstico precoz y la calidad del tratamiento. 

El tratamiento se hace con drogas combinado con apoyo psicoterapéutico y psicosocial. Sin embargo, aparte de la adecuada adaptación del tratamiento al perfil individual del paciente, el éxito del mismo y el pronóstico dependen esencialmente de la adhesión del paciente al tratamiento, que es la única garantía de un seguimiento regular y prolongado.

Hay factores de buen pronóstico, como recibir un tratamiento rápido al comienzo de los primeros trastornos psicóticos, estar en un entorno familiar y social favorable, tener una buena conciencia de la propia enfermedad  y participar activamente en el tratamiento con los médicos. También, el sexo femenino se considera un factor para un mejor pronóstico.

Otros factores son, por el contrario, menos favorables, como el hecho de tener un largo retraso en el diagnóstico antes del tratamiento, especialmente si el diagnóstico sólo se hace durante un episodio psicótico agudo, no seguir el tratamiento, ser del sexo masculino, estar en una situación de aislamiento social y familiar así como consumir drogas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *