Esquizofrenia Leve

La esquizofrenia es un trastorno psicológico caracterizado por la disfunción en muchos aspectos de la cognición, incluyendo el comportamiento emocional. Se puede pensar en los esquizofrénicos como individuos descoordinados, obligados a caminar por una fina línea entre la realidad y la fantasía, el riesgo de resbalar aumenta con cada paso.

Los estudios sobre los antecedentes familiares de los esquizofrénicos sugieren que el trastorno es altamente hereditario y que el mayor riesgo de desarrollar el trastorno se da entre los gemelos idénticos. 

Sin embargo, como muchos trastornos psicológicos, la expresión de la esquizofrenia depende de un factor desencadenante ambiental, lo que significa que no todos los individuos que son portadores pasarán a sufrir el trastorno.  También hay diferentes tipos de esquizofrenia, determinados por la expresión de síntomas positivos, negativos o desorganizados.

Esquizofrenia Leve

¿Qué es la esquizofrenia leve?

Para entender correctamente el término leve en relación con la esquizofrenia, primero se debe entender las tres categorías de síntomas del trastorno. En esta esquizofrenia, los pacientes sufren los sintomas positivos, estos síntomas implican  desviaciones del comportamiento normal y se expresan a través de indicaciones visibles de alucinaciones y delirios.

Los sintomas negativos son más ambiguos porque cuestionan el comportamiento social apropiado. Dado que la esquizofrenia leve se expresa mayormente a través de síntomas negativos, se profundiza a continuación  en esta clasificación.

La esquizofrenia leve puede diagnosticarse como indiferenciada porque, aunque los síntomas pueden indicar la presencia de esquizofrenia, es posible que no sean lo suficientemente específicos como para entrar en la clasificación de los tipos principales, como la esquizofrenia paranoide, la esquizofrenia catatónica o la esquizofrenia desorganizada.

Los síntomas negativos de la esquizofrenia son notorios por ser confundidos con la depresión. Por ello, es importante prestar atención a los síntomas cuidadosamente para que no puedan prosperar bajo la máscara de la depresión. 

Aunque la esquizofrenia leve no es tan agobiante como otros tipos de trastorno, cuando no se trata adecuadamente, los síntomas pueden empeorar. 

Tratamiento de la esquizofrenia Leve

Se ha demostrado que los neurolépticos o las drogas para aliviar la esquizofrenia son beneficiosos para tratar a las personas con síntomas positivos de esquizofrenia, ya que reducen la gravedad de las alucinaciones y los delirios. }

Algo que hay que tener en cuenta es que, aunque se ha demostrado que los medicamentos son eficaces contra la esquizofrenia, los propios síntomas del trastorno (especialmente los síntomas positivos) hacen que los pacientes desconfíen de los medicamentos y muchas veces se niegan a tomarlos.

En los casos de incumplimiento, se consideran enfoques psicosociales. Este último enfoque requiere que el esquizofrénico cuente con un gran grupo de apoyo, ya sea de la familia o de los amigos, ya que esto requiere de mucha  paciencia.

Aunque la esquizofrenia suele ser una enfermedad trágica que puede tratarse, pero no curarse, las personas con esquizofrenia leve pueden beneficiarse considerablemente de los medicamentos antipsicóticos. 

Por lo tanto, muchas personas con esquizofrenia leve subestiman los síntomas y no creen que deban tomar medicamentos. Los medicamentos antipsicóticos no se consideran de la manera más positiva posible, y hoy en día muchas personas están en contra de la medicación en general. 

Sin embargo, la esquizofrenia es un trastorno psicológico grave y debilitante, que puede realmente causar estragos en las vidas de quienes la padecen, por lo que se debe considerar seriamente el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *