La utilización de la simulación de las alucinaciones para reducir el estigma de la esquizofrenia

Os dejamos aquí el resumen de un reciente estudio de revisión publicado en Schizophrenia Research sobre el efecto que tiene la utilización de herramientas de simulación de alucinaciones para la reducción del estigma de la enfermedad.

Según S. Ando y colaboradores, los pacientes diagnosticados de esquizofrenia tienen que enfrentarse  al estigma que el propio diagnóstico lleva implícito. En una encuesta realizada recientemente en 14 países Europeos se evaluaba el nivel de estigma referido por los propios pacientes. Casi la mitad  (42%) referían unos niveles de auto-estigma moderados o altos y percibían un alto nivel de discriminación (Brohan et al., 2010). En otra encuesta realizada a  1737 adultos en Reino Unido, se observó que más del 70% de la población veía a los pacientes con esquizofrenia como peligrosos o impredecibles (Crisp et al., 2000).

El nivel de estigmatización entre los estudiantes de enfermería y medicina también es prevalente. Una encuesta realizada a estudiantes universitarios  mostró que el 78% pensaba que los pacientes con esquizofrenia eran peligrosos o violentos, y un 40% de ellos los rechazaba o tenía sentimientos ambivalentes sobre si los aceptaría en un contexto social (Llerena et al., 2002).

Se han utilizado diferentes intervenciones (simulaciones de alucinaciones mediante auriculares o con realidad virtual) para aumentar la comprensión y reforzar la empatía, y también como estrategia anti-estigma  (Brown et al., 2010 a).

En este trabajo de revisión se pretende dar respuesta a las siguientes preguntas:

¿Cuál es el efecto de la simulación de alucinaciones en el estigma asociado a la esquizofrenia?

¿Cuál es el proceso subyacente a los posibles efectos sobre el estigma?

¿Pueden las simulaciones de las alucinaciones causar daño o distress en los participantes en la simulación?

¿Son aceptables las simulaciones para los participantes?

Resultados: Se seleccionaron finalmente 10 artículos (tabla 1, en el artículo original) que cumplían los criterios de inclusión. En conjunto la utilización de dicho procedimiento aumenta la empatía con el paciente pero también el deseo de distanciamiento social. Los participantes referían malestar físico, cognitivo y emocional. El estudio cualitativo sugería que ese malestar daba a los participantes una perspectiva privilegiada que producía empatía y respeto.

Conclusiones: Las simulaciones de alucinaciones tienen efectos contradictorios en el estigma, incrementan la empatía pero también el deseo de distanciamiento social, por lo que deberían ser utilizadas con precaución.

Esta es la referencia del artículo: S Ando et al. Schizophrenia Research 133 (2011) 8–16

Bibliografía:

  1. Brohan, E., Elgie, R., Sartorius, N., Thornicroft, G., Group, GAMIAN-Europe study, 2010. Self-stigma, empowerment and perceived discrimination among people with schizophrenia in 14 European countries: the GAMIAN-Europe study. Schizophr. Res. 122, 232–238.
  2. Brown, S.A., 2010. Implementing a brief hallucination simulation as a mental illness stigma reduction strategy. Community Ment Health J.
  3. Brown, S.A., Evans, Y., Espenschade, K., O’connor, M., 2010. An examination of two brief stigma reduction strategies: filmed personal contact and hallucination simulations. Community Ment Health J.
  4. Crisp, A.H., Gelder, M.G., Rix, S., Meltzer, H.I., Rowlands, O.J., 2000. Stigmatisation of people with mental illnesses. Br. J. Psychiatry 177, 4–7.
  5. Llerena, A., CaCeres, M.C., Penas-Lledo, E.M., 2002. Schizophrenia stigma among medical and nursing undergraduates. Eur. Psychiatry 17, 298–299.