Trastorno Esquizofreniforme

El trastorno esquizofreniforme es un tipo de enfermedad psicótica con síntomas similares a los de la esquizofrenia, pero que dura menos de 6 meses. Al igual que la esquizofrenia, el trastorno esquizofreniforme es un tipo de psicosis en la que una persona no puede distinguir lo que es real de lo que se imagina. También afecta la forma en que las personas piensan, actúan, expresan sus emociones y se relacionan con los demás.

Si los síntomas duran más de 6 meses, los médicos consideran que la persona tiene esquizofrenia en lugar de trastorno esquizofreniforme.

Síntomas

Al igual que la esquizofrenia, los síntomas pueden incluir delirios, que son falsas creencias que la persona se niega a abandonar, incluso después de conocer los hechos, alucinaciones ver, oír o sentir cosas que no son reales, discurso desorganizado, como no tener sentido, usar palabras sin sentido, y saltar de un tema a otro, comportamientos extraños o extravagantes, como pasear, caminar en círculos o escribir constantemente. La falta de energía, malos hábitos de higiene y aseo, pérdida de interés o placer en la vida, retirada de la familia, los amigos y las actividades sociales. 

Causas de la Enfermedad

Los médicos no saben la causa el trastorno esquizofreniforme. Una mezcla de factores puede estar involucrada, incluyendo la genética, que es la tendencia a desarrollar esquizofrenia y trastorno esquizofreniforme  y que puede pasar de padres a hijos.

Igualmente, la estructura y función del cerebro, puede causar el trastorno, porque las personas con esquizofrenia y trastorno esquizofreniforme pueden tener una alteración en los circuitos cerebrales que controlan el pensamiento y la percepción.

Así mismo, el ambiente en el que se desenvuelve el paciente de  malas relaciones o los eventos muy estresantes pueden desencadenar el trastorno esquizofreniforme en personas que han heredado una tendencia a desarrollar la enfermedad.

Trastorno Esquizofreniforme

Lo común de la Enfermedad

Alrededor de una persona de cada 1.000 desarrolla el trastorno esquizofreniforme durante su vida. El trastorno se presenta por igual en hombres y mujeres, aunque a menudo afecta a los hombres a una edad más temprana, entre los 18 y los 24 años. En las mujeres, ocurre con mayor frecuencia entre los 24 y 35 años.

Diagnóstico

Si alguien tiene síntomas, el médico puede utilizar varios exámenes, como imágenes del cerebro (resonancias magnéticas) o análisis de sangre, para descartar un problema médico no psiquiátrico.

Si el médico no encuentra una razón física para los síntomas, puede remitir a la persona a un psiquiatra o psicólogo, profesionales de la salud mental capacitados para diagnosticar y tratar enfermedades mentales. 

Los especialistas, utilizan herramientas de entrevista y evaluación especialmente diseñadas para ver si alguien tiene un trastorno psicótico. Para un diagnóstico de trastorno esquizofreniforme, los síntomas sólo pueden haber durado menos de 6 meses.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento del trastorno esquizofreniforme es proteger y estabilizar al paciente y aliviar los síntomas. El tratamiento generalmente consiste en medicación y psicoterapia (un tipo de asesoramiento). Las personas con síntomas graves o que corren el riesgo de hacerse daño a sí mismas o a otros pueden necesitar estar en el hospital hasta que la condición se estabilice.

Después de que los síntomas de la persona mejoren se  debe continuar el tratamiento durante 12 meses. Esto incluye la reducción gradual de la dosis de medicamentos y el control cuidadoso de la persona para detectar signos de recaída (retorno de los síntomas). También es importante educar a la persona y a su familia para ayudarles a afrontar la enfermedad y detectar los primeros signos de recaída.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *